Modificaciones en la Ley de Arrendamientos

Por segunda vez se retoca de nuevo la Lay deArrendamientos Urbanos en muy poco tiempo, quedando las medidas que contiene aprobadas definitivamente.

Los principales cambios que se introducen en materia de arrendamientos  y cómo afectan  a los contratos ya que lo que se busca es el aumento de la oferta de vivienda en alquiler.

Para esto se ha modificado.-

1 . Plazo de duración del contrato

Se vuelven a ampliar los plazos de la prórroga obligatoria y de la prórroga tácita de los contratos de arrendamiento de vivienda. Tal como aparecian en  la Ley 4/2013, de 4 de junio, de medidas de flexibilización y fomento del mercado del alquiler de viviendas.

Se establece en cinco años el periodo de prórroga obligatoria (y, por tanto, de duración mínima del contrato de arrendamiento), alcanzando esa prórroga legal obligatoria los siete años en caso de que el arrendador sea persona jurídica.

Uno de los detalles que se recogen va a ser que  para que no proceda la prórroga obligatoria del contrato, debera constatar la necesidad del arrendador de ocupar la vivienda arrendada antes del transcurso de cinco años para destinarla a vivienda permanente para sí o sus familiares en primer grado de consanguinidad o por adopción o para su cónyuge en los supuestos de sentencia firme de separación, divorcio o nulidad matrimonial.

Y respecto al plazo de prórroga se establece que si no existe comunicación de alguna de las partes en la que se establezca la voluntad de no renovarlo, se prorrogará el contrato durante tres años más.

La no renovación debe hacerse al menos con cuatro meses de antelación en el caso del arrendador, y al menos con dos meses de antelación en el caso del arrendatario.

2. Renta, fianza y garantías adicionales

La renta deberaá actualizarse tomando como mes de referencia para la actualización el que corresponda al último índice que estuviera publicado en la fecha de actualización del contrato.

La fianza, se fija en dos mensualidades  salvo que se trate de contratos de larga duración.

La Disposición adicional segunda del Real Decreto-ley 7/2019 crea un Sistema de índices de referencia del precio del alquiler de vivienda para que los inquilinos puedan saber si el precio que les piden en un contrato es especulativo; así como advertencia a las Admnistraciones Públicas ante la existencia de supuestos de especulación arrendaticia.

3. Venta del piso alquilado

Se modifica de forma que el arrendatario tendrá derecho, en todo caso, a continuar en el arrendamiento hasta que se cumplan cinco años o siete años respectivamente.

4. Gastos

Se establece por Ley que los gastos de gestión inmobiliaria y de formalización del contrato serán a cargo del arrendador, cuando este sea persona jurídica, y se elimina la excepción del Real Decreto-Ley 21/2018 referida a aquellos servicios que hayan sido contratados por iniciativa directa del arrendatario.

5. Compra de una vivienda alquilada

El nuevo propietario podra subrogarse en los derechos y obligaciones durante la vigencia del contrato.

6. Viviendas turísticas y viviendas de renta elevada

Se precisa y aclara la exclusión del ámbito de aplicación de la Ley de Arrendamientos Urbanos por el uso temporal que comporta la actividad de las denominadas viviendas de uso turístico, estos arrendamientos se regirán por la voluntad de las partes, en su defecto, es decir, de forma supletoria, por lo dispuesto en el Título II de la Ley y por las disposiciones del Código Civil.

7. Desahucio

La nueva Lwey, obligará a fijar por el órgano judicial el día y la hora exactos de realización de los lanzamientos.

8. Contratos anteriores al 6 de Marzo de 2019

Continuarán rigiéndose por lo establecido en el régimen jurídico que les era de aplicación.

9. Medidas fiscales

Se modifica la regulación del recargo previsto para los inmuebles de uso residencial desocupados con carácter permanente.

Se crea una bonificación de hasta el 95% en el IBI para los inmuebles destinados a alquiler de vivienda con renta limitada por una norma jurídica.

Se mejora la fiscalidad del arrendamiento de viviendas introduciendo una exención para determinados arrendamientos de vivienda de la Ley del Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/1993, de 24 de septiembre.