¿ Debo alquilar a largo plazo o vacacional ?

Actualmente resulta muy complicado el tomar una desición ya que ambos mercados  están funcionando muy bien económicamente. En las principales ciudades españolas  ha aumentado considerablemente el mercado vacacional llegando a ser incluso algunas capitales un referente internacional por el volumen y la calidad que se está ofreciendo. Esto ha probocado que el número de viviendas destinadas al alquiler tradicional también ha subido de forma pareja a una mayor demanda.

Aunque en realidad este incremento de viviendas destinadas al alquiler vacacional, lejops de subir los precios de los alquileres convencionales si ha resaltado una vez más la falta de viviendas en los diferentes municipios que se preocupan más de prohibir que de gestionar de forma adecuada el mercado de viviendas vacias que poseen.

En cuanto a los propietarios que disponen de un número pequeño de viviendas,  indicar que una vez pasado los primeros momentos en los que apareció este tipo de alquiler, tienen claro en su mayoría que los beneficios que reportan son practicamente los mismos ya que la gestión turistica oferece  muy altos beneficios pero tambien requieren más gastos que un alquiler de largo plazo y no están insentivados fiscalmente de igual forma.            ( Los alquileres a largo plazo, pueden llegar a ofrecer a la propiedad hasta el 60% de deducciones de los rendimientos por ser la vivienda habitual de los inquilinos.  )

Por tanto, y sin llegar a entrar en las diferentes valoraciones , se puede decir que de forma genérica, el alquilar la vivienda para turistas sólo sale mucho más rentable si se hace a nivel de empresa,   encargándonos  de la gestión del piso, de la limpieza o la entrega de las llaves, estando situados en un mismo edificio y siendo un número de inmuebles superior a tres o cuatro ya que esto hará que  disminuyan los gastos y se mantendrán los resultados económicos.

Para propietarios que tan solo dispongan de una vivienda o dos, los beneficios que les puede reportar se pueden ver muy afectados por cualquier insidencia, llegando a suponer la perdida del posible beneficio que esperase conseguir.